Las Plantas Magicas

86

Sin duda el hombre antiguo por simple observación de la naturaleza comprendió que la vida representaba un ciclo, ya que en cada estación ciertas plantas morían, para renacer nuevamente en otro momento, así como otras plantas no eran afectadas y prevalencian por encima de los ciclos, situaciones de renacimiento o eternidad, ambas simplemente mágicas.

Nuestros primeros antepasados ​​podían observar y apreciar la notable energía y la diversidad del mundo vegetal, en el cual solo misterios se manifestaban, como por ejemplo la planta que sigue y se parece al sol, estamos hablando del mágico “girasol”, cuya magia hasta hoy día perdura.

Ante este tipo de comportamiento de las plantas solo podían dejar volar su imaginación, pero por sobre todas las cosas respetarlas y venerarlas, aprendizaje que posteriormente les permitió vivir de ellas, como su mayor sustento alimenticio, curativo y espiritual, ya que algunas les permitían acceder a otros estados de conciencia (plantas alucinógenas)

Paralelo al mundo mágico de las plantas se gestaron los seres que viven en ellas, protegiendo dicho mundo como las ninfas y las dríadas, espíritus guardianes, tanto benignos como malignos.

Entre las plantas antiguas relacionadas con la magia y el misterio encontramos al ajo, con una reputación muy marcada dentro de la magia blanca, al que se le atribuye el poder de convertir a las fuerzas del mal generadas por la magia negra.

Pero su poder se extendió a poder combatir contra los seres de noche, los vampiros, pero puntualmente y en la historia real de la edad media, se le atribuyo el poder de hacerle frente a la famosa peste negra y en la actualidad china lo utilizó para luchar contra la gripe A, por lo tanto de forma muy simple podemos comprender que estamos frente a una antigua planta mágica y una moderna panacea de la salud.

El mundo de las plantas mágicas es muy amplio y lo seguiremos desarrollando en sucesivos artículos.

Imagen: Mistle

Te puede interesar

Escribe un comentario