Las rocas vivientes de Racetrack Playa

racetrack-playa

En el estado de California, en Estados Unidos, hay un fenómeno natural que al día de hoy mantiene expectantes y sorprendidos a todos los viajeros: las piedras vivientes de Racetrack Playa, en el Valle de la Muerte.

Las rocas de esta zona se deslizan solas por varios kilómetros de distancia y dejan marcado su camino. Algunas de estas gigantescas piedras pesan más de 100 kilogramos y hace más de 50 años que se desplazan en un fenómeno sobrenatural que aún hoy no tiene explicación científica.

El misterio de las piedras vivientes

Las múltiples teorías acerca del movimiento de las rocas de Racetrack Playa incluyen desde poderes levitatorios hasta fuerzas extraterrestres que ocasionarían el movimiento incansable de estas piedras gigantescas.

Racetrack Playa es una zona lodosa totalmente plana y seca. Se extiende por 4 kilómetros de largo y 2 de ancho y su superficie está cubierta por grietas de desecación. Su limo está compuesto principalmente por limo y arcilla.

El clima es árido y únicamente llueven aproximadamente unos centímetros cada año. La superficie se convierte en un lodo suave y resbaladizo en esas pocas ocasiones y quizás esta sea la razón por la cual algunos creen en la teoría de los animales que empujan las rocas. Nunca se ha visto, y además la ausencia de barro líquido hace imposible que semejantes rocas sean movidas por la fuerza de un animal. Pero hay teorías para todos los gustos.

Te puede interesar

Escribe un comentario