Las transformaciones de Moina Mathers

moina-mathers

Moina Mathers es una de las más reconocidas esotéricas del grupo de la Golden Dawn. Era una de las sacerdotizas más importantes del grupo, además de una mujer bella y adinerada. En numerosas ocasiones tuvo enfrentamientos con otra popular esotérica, Dion Fortune, pero ambas lograron expandir el conocimiento de lo paranormal hacia nuevos horizontes.

Nacida en la localidad suiza de Ginebra en 1867, Moina Mathers creció en París debido a que su padre era un músico famoso y debía componer y llevar a cabo diferentes obras y conciertos en la localidad francesa.

Uno de los dones de Moina Mathers, según testigos, era el del placer. Era una mujer capaz de satisfacer a numerosos hombres hasta el punto de dejarlos agotados, exhaustos y casi muertos. En algún momento fue comparada con Cleopatra, cuyos bacanales han pasado a la historia por diezmar a las legiones de recios soldados romanos.

Sin embargo este don para el placer no estaba relacionado con el sexo tradicional, ya que Moina Mathers odiaba el sexo. Lo que sucedía es que en sus representaciones tomaba la forma de Aini, una antigua sacerdotiza egipcia a la que ningún placer le estaba vedado.

Es curioso que una figura tan importante de la Golden Dawn haya vivido en carne propia, y durante tantos años, una posesión de este tipo. Trascendental y reiterada. Aún así es uno de los puntos más interesantes en la historia de los investigadores y profesionales de las artes paranormales ya que Moina Mathers era la Imperatrix de la Golden Dawn y fue venerada durante años por decenas de seguidores.

Te puede interesar

Escribe un comentario