Leyendas españolas; La Santa Compaña

leyendas-fantasmales

Galicia guarda una leyenda muy arraigada en su historia como tierra de supersticiones y brujería, conocida como la procesión de los muertos o “La leyenda de la Santa Compaña”, en la cual se arraiga la creencia del contactos con los muertos del folclore gallego.

La imagen que envuelve a esta leyenda en si misma da una comprensión muy clara de su contenido, ya que se representa con una procesión de monjes de túnicas blancas y capuchas que no permiten ver su rostro, deambulando por los bosques en una procesión de almas en pena, cuya aparición determinará una preaviso o premonición de muerte en el lugar que se manifieste.

Según los relatos ésta procesión de almas en pena es encabezada por el portador de una cruz y un caldero lleno de agua bendita, que a diferencia del resto de la procesión este ser esta vivo, encontrándose obligado a ocupar este lugar y solo podrá dejarlo si es remplazado por otro que tome la responsabilidad. Según cuenta la leyenda esta persona jamás recuerda lo que hace por las noches, pero si cada día se debilitará aumentando su palidez, terminando en la muerte cuando consiga un incauto que lo remplace.

Fue Elisardo Becoña Iglesias, quien describió en su obra “La Santa Compaña, El Urco y Los Muertos“, que sólo personas dotadas tendrán la capacidad de ver la precesión de la Santa Compaña, así como también aquellos niños que por error en su bautizo, fueron ungidos con el oleo de los muertos, tendrán la facultad de percibir las presencias fantasmales.

Las creencias en torno a esta antigua leyenda española comparten la idea de que estas almas en pena retornan una y otra vez al mundo de los vivos con la meta de reclutar más almas, por ello en Galicia cuando se corre el rumor de una aparición de la “Santa Compaña”, se traducen en temor, ya que la muerte ronda.

Foto: nfilia

Te puede interesar

Escribe un comentario