Leyendas: Tiamat, la diosa babilonica de la creacion

63

Enuma Elish es un poema épico sobre la creación escrito alrededor de 2000 aC., en el cual se relata precisamente la historia de la creación babilónica, en la cual existía una diosa llamada Tiamat que habitaba en las aguas saladas del caos con la forma de un gigantesco dragón, en el comienzo del universo y según cuenta la leyenda junto con Apsu, el espíritu de las aguas continentales, dio a luz a todos los dioses.

El hijo de Tiamat,Ea” pronto desafió y mató a Apsu, junto con la ayuda de su hijo Marduk, montó en un carro para pelear también con Tiamat que había adoptado la forma de un dragón, así cuando Marduk se acercó Tiamat abrió su boca para tragárselo, fue entonces cuando Marduk creo una tormenta en la boca de Tiamat, para impedir que la cerrara.

De esta forma la mató con un disparo de flecha en el vientre, dividiendo su cuerpo por la mitad y así con la mitad superior Marduk creó el cielo y con la mitad inferior la tierra. De ella brotó vapor de agua con la que se crearon las nubes y sus lágrimas se convirtieron en la fuente de los ríos Tigris y Eufrates, y de la sangre del dios Kingu que también pereció en la batalla Marduk creó a los primeros seres humanos.

El mito de Tiamat hace referencia puntualmente al temor del hombre a lo desconocido y al caos primigenio del conocimiento que puede dar vuelta rápidamente a la destrucción. El hombre primitivo era consciente de la destrucción y la creación, teniendo muy claro que ambas van de la mano y que solo el sacrificio del ego tiene la capacidad de lograr una transformación hacia lo poético, hermoso y perdurable.

Según el relato aunque la forma física del hombre se crea a partir de la sangre y los huesos de Kingu, generando un cuerpo físico, también deja claro que llevamos dentro el aliento de espíritu de transformación, para poder revertir el caos o crearlo.

Fuente: Mythology Legends

Imagen: Bp

Te puede interesar

Escribe un comentario