Los 4 palos del Tarot: los bastos y su significado esotérico

Tarot palos Bastos

Los cuatro elementos esenciales de la vida (fuego, tierra, aire y agua) están representados en el tarot con los cuatro palos de la baraja. Las cincuenta y seis cartas denominadas Arcanos Menores en la baraja del tarot están divididas en cuatro palos (familias) de cuatro arcanos de catorce cartas cada una: los bastos, las espadas, las copas y los oros. Cada palo de Arcanos Menores posee diez cartas numeradas y cuatro cartas figuras, las sotas, los caballeros (caballos), las reinas y los reyes, que simbolizan las castas sociales, con sus funciones y valores correspondientes.

Las cartas del palo de Bastos de los arcanos menores representan el elemento fuego, un elemento masculino, que simboliza la acción, la actividad, el esfuerzo y la vida física, caracterizado por el poder de la creación y de la transmutación. Los bastos están asociados con el pensamiento decidido y analítico, el uso del intelecto y la lógica para realizar acciones concretas y resolver conflictos. Estas cartas expresan la renovación en aspectos de la vida, el hecho de modificar o cambiar situaciones que no sirven para avanzar en el camino vital, y que obstaculizan para el logro de objetivos.

Las figuras de bastos poseen las características del elemento fuego, espontáneas e impulsivas, emocionales y creativas. Por asociación se corresponde directamente con los signos zodiacales de Aries, Leo y Sagitario. Las cartas de este palo indican las directrices que se deben que tomar para realizar o concretar algún proyecto o idea.

Te puede interesar

Escribe un comentario