Los ángeles caídos, parte II

En las diferentes religiones, un Ángel Caído es aquél que se ha exiliado del cielo. Este destierro es frecuentemente un castigo merecido por desobedecer o rebelarse ante Dios.

Según algunas tradiciones, estos vagarán por la Tierra hasta el día del Juicio Final, los más importantes o conocidos son 3 Lucifer, Lillit de quien nos ocuparemos en esta ocasión y Mefistófeles, de todos ellos conoceremos un poco más para saber cuándo pueden ser de ayuda o es propicio reconocer su intervención.

Lillit es una figura muy importante del folclore Judío, es considerada la primera mujer de Adán, anterior a Eva.  Se dice que abandonó el edén por propia voluntad y se instaló junto al mar rojo para unirse con Asmodeo a quién amaba verdaderamente, aunque hay otra leyenda que cuenta que Lillit al irse  del Edén fue a  las orillas del Mar Rojo, allí se entregó con gusto a la lujuria dando a luz a los Lilim, sus hijos.

La leyenda de Lillit está vinculada a una tradición religiosa judía, que los llevó a la costumbre de poner un amuleto alrededor del cuello de los niños recién nacidos con el nombre de tres ángeles protectores: Snvi, Snsvi y Smnglof, ángeles que fueron a buscarla, pero ella se negó a regresar con ellos, Dios enfurecido  la castigó haciendo que muriesen cien de sus hijos por día.

Desde entonces las tradiciones judías medievales dicen que ella intenta vengarse matando a los niños menores de ocho días, que no han sido circuncidados a tiempo y esta es una de las formas de explicar la importancia sanitaria que tenía este ritual en aquellos años.

Con el correr del tiempo y la expansión de la leyenda judía en otras culturas Lillit se convirtió en una bruja que rapta a los niños de sus cunas por la noche y se une a los hombres apareciéndose en sus sueños, con el aspecto de una mujer hermosa, logrando engendrar hijos con el semen que los varones derraman involuntariamente cuando están durmiendo.

Todas las tradiciones coinciden en representarla como una mujer muy hermosa, con el pelo largo y rizado, generalmente de color rojo, y con hermosas alas.

Te puede interesar

Escribe un comentario