Los antiguos magos persas

magos-persas

El magi era un miembro de una tribu antigua de la Edad Media que se encargaba de las prácticas religiosas y los ritos funerarios. Cuando la tribu se convirtió al zoroastrismo los tres imperios persas reconocieron en los magi a los Guardianes del legado de Zaratustra.

A medida que se expandían sus conocimientos sobre el mundo, los magos de Persia incluyeron elementos de Babilonia como la astrología, la magia y la demonología. Sus ritos religiosos involucraban diferentes sustancias, desde miel y leche hasta aceite y ramas de tamarisco. Los cánticos y rezos también han sido una parte fundamental en sus hechizos y posteriormente los magos occidentales se inspirarían en estos procedimientos para llevar a cabo sus prácticas sobrenaturales.

Hacia el siglo I la imagen de los magos paso a relacionarse directamente con los hombres sabios. Los Reyes Magos mencionados en la Biblia respondían a la definición original del término mago, ya que se trataba de sacerdotes persas.

El cambio de significado del término mago, de sacerdote a persona que ejerce magia o hechicería, se debe a la forma de asimilación que utilizó la iglesia cristiana. El objetivo fue convertir los rituales no cristianos en formas de hechicería y brujería que traerían consecuencias negativas para los practicantes y los adoradores de estas fuerzas oscuras.

Te puede interesar

Escribe un comentario