Los Balrogs en la literatura fantástica

Balrogs 1 (570x375)

Los Balrogs forman parte de la literatura de fantasía medieval, el escritor J. R. R. Tolkien fue quién los describió y convirtió inmediatamente en uno de los símbolos de la violencia y la magia oscura. Se trata originalmente de espíritus Maiar convertidos en demonios al unirse a las huestes de Melkor (el Enemigo Oscuro).

Su nombre, Balrog, se traduce como “demonios de poder, y se dice que eran los enemigos más poderosos, incluso más fuertes que los dragones. La descripción de los balrog nos cuenta que tienen un aspecto humanoide, pero con crines de fuego, y su arma principal es un látigo de múltiples colas.

El poder del látigo de los Balrog era tan enorme que incluso pudo ahuyentar a Ungoliant, la Gran Araña que los Valar nunca pudieron destruir. Entre estos demonios tan poderosos, el más infame es Gothmog, su líder.

Balrogs 2 (570x375)

Luego de la Guerra de la Ira, donde el reino de Melkor quedó destruido para siempre, los pocos balrog que sobrevivieron se escondieron en las profundidades de las minas y montañas, buscando protegerse de las fuerzas del bien que querían erradicar totalmente las fuerzas de Melkor y su esencia.

Más información – Criaturas Increíbles: El abominable hombre de las nieves

Te puede interesar

Escribe un comentario