Los dados y el poder adivinatorio de los griegos

cleromancia

El poder adivinatorio de los dados ha sido utilizado desde tiempos antiguos. En la antigüedad se creía que el arte de echar los dados era la unión momentánea entre los deseos y anhelos del hombre y lo que el destino tenía guardado. A través de la lectura de los dados era posible visualizar parte de lo que sucedería en el futuro.

El poder de los dados deriva de Atenea y Hermes, dos de los dioses del panteón griego. Hermes era el dios olímpico de las fronteras y los viajeros que las cruzan, mientras que Atenenea era diosa de la sabiduría y la estrategia. Por eso los dados eran utilizados como una forma de oráculo mucho más popular incluso que los que hoy en día consideramos grandes.

Los dados como espejos

Los dados son considerados los Espejos Ocultos del universo. Cada uno de ellos refleja una temática particular que afectará el destino de la vida del consultante. La conjunción entre lo individual y lo universal da cuenta de lo implicado y lo explicado en un mundo que tiene decenas de opciones de caminos y decisiones para tomar.

Los diferentes tipos de adivinación con dados en la actualidad han trascendido las antiguas prácticas griegas. También existen versiones orientales como la del Mah-Jong chino, o algunas variantes europeas que representan los planetas y el plano astrológico que guía nuestras vidas.

Te puede interesar

Escribe un comentario