Los gnomos

Los gnomos son seres mitológicos que se podrían catalogar como “duendes”, aunque estos seres se les atribuyen poderes y dones que suelen carecer los propios duendes. Son muy comunes en las mitologías europeas, sobre todo en el norte, también se les nombra en la Patagonia  (América del Sur).

Son seres pequeños, con una inteligencia y astucia envidiable. Son muy pequeños, suelen usar barbas blancas y gorros puntiagudos,  tienen el don de la invisibilidad. Están  estrechamente ligados con la tierra y la naturaleza, lugar en donde se les puede encontrar. Como muchos seres fantásticos de los bosques, los gnomos tienen la misión de proteger al bosque propiamente dicho y a las criaturas que habitan en él.

El nombre “gnomo” deriva del vocablo latín medieval “gnomus” y del verbo griego “conocer”. Aunque esta aseveración no está del todo claro, ya que existen otras versiones del nombre y su procedencia. A algunos gnomos también se les asocia con las montañas, minas y rocas, como es en el caso de algunos duendes. Sobre todo a los de las mitologías noruegas y los Montes Cárpanos.

Tipos de gnomos

Existen algunas variaciones de gnomos, aunque casi siempre son muy parecidos entres sí, entre los tipos de gnomos podemos nombrar:

  • Los gnomos del bosque, esto son los más comunes, son pequeños y viven mezclados en la naturaleza, viven en comunidades y en pareja, las mujeres gnomos llevan pañuelos en la cabeza. Estos gnomos son los más sociables, ayudan a los animales heridos, cuidan la naturaleza y las plantas de su habitad, algunos se dice que sociabilizan con las personas y los ayudan a encontrar el camino si se pierden
  • Los gnomos de la selva – Estos son más silvestres y viven de la caza y la recolección de frutas.
  • Los gnomos de siberianos – Estos suelen vivir solos, son huraños y malhumorados, y mucho más difícil encontrarlos.
Te puede interesar

Escribe un comentario