Los Nefilim, demonios enfrentados con Dios

nefilim

Los Nefilim (los caídos, gigantes) son el producto de la relación sexual entre los hijos de Dios y las hijas de los hombres. Aparecen mencionados en la Biblica, en Génesi 6: 1-4. Hay numerosos debates acerca de la verdadera identidad de los hijos de Dios, ya que  algunos los identifican con ángeles caídos o demonios que se unieron con las mujeres humanas y trajeron una raza llamada Nefilim.

La motivación para esta unión puede encontrarse en el carácter malévolo y torcido de los demonios. Lo más probable es que hayan intentando contaminar la sangre del linaje humano para impedir la llegada del Mesías (Jesucristo) que, según la promesa de Dios, llegaría del linaje de Eva.

Los demonios habrían intentando evitar la llegada del Mesías contaminando la sangre humana con la propia. Los Nefilim no eran, como algunos quieren creer, extraterrestres. Fueron, literalmente, seres físicos nacidos de la unión de los hijos de Dios y las hijas de los hombres.

Esta raza fue una de las principales responsables del Diluvio Universal en los tiempos de Noé. Jehová vio que la maldad en el corazón de los hombres era mucha, y decidió limpiar la tierra con una gran diluvio que acabó con casi todos, salvo aquellos elegidos que Noé llevó en su arca.

Te puede interesar

Escribe un comentario