Los relatos de fantasmas en la época victoriana

fantasmas

Los relatos de fantasmas forman parte de uno de los acercamientos más habituales al ocultismo y las fuerzas paranormales. Si bien el género ha caído en popularidad en los últimos años, todavía se recuerda con alegría la época dorada de lo relatos de terror.

A mediados del siglo XIX en la Inglaterra victoriana grandes personalidades de la literatura lograron plasmar el miedo y el suspenso en sus historias de terror. ¿Por qué eran tan buenos a la hora de escribir estos relatos?

Mary Louise Molesworth recuperó el género de los fantasmas con su personaje de Mrs Snowdown en el libro The Story of the Rippling Train. A partir de allí los espíritus y espectros volvieron al centro de la escena, con historias tradicionales que involucraban asesinatos pasionales, accidentes y entierros secretos y oscuros. La época victoriana fue la de mayor expansión de los relatos ocultistas.

Las clases altas de Inglaterra deseaban desahogarse de la rigidez y el decoro, por eso prestaban tanta atención a las historias de terror y a los supuestos profetas y sacerdotizas capaces de comunicarse con el más allá. Era una forma de escapar a las exigencias de la alta sociedad.

Una de las razones por las cuales se explica el éxito del género de fantasmas en esta época, atendiendo a razones socioeconómicas, está centrada en la migración de entornos rurales a las grandes ciudades. Los nuevos ciudadanos de clase media escuchaban ruidos extraños en todas partes y empezaban a adaptarse a un nuevo modo de vida, de allí que los escritores tomaran estos indicios como base para relatos terrorificos.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Enrique Osorio dijo

    Bueno saber el origen de éstas historias, a mi particularmente me encantan estos cuentos y relatos. Gracias por la información! Por cierto, es usted muy linda.

Escribe un comentario