Los Templarios y su destino

52

Los templarios fueron una orden militar religiosa e internacional formada durante las cruzadas en el 1118 dC que se desarrolló en poder y riquezas hasta su caída en 1307, cuando el rey Felipe detuvo a todos los templarios de Francia y los juzgó con la intención de eliminarlos por completo bajo el cargo de herejía.

A los templarios se les concedieron tierras en Portugal en 1127 y establecieron su cuartel general en Tomar (1169), jugando un papel activo en la lucha contra los moros en Portugal. La orden del temple fue disuelta por el rey D. Dinis quien se apoderó de sus propiedades mediante la formación de la Orden de Cristo.

Según las propias afirmaciones de Jacques de Molay, último Gran Maestre de los Templarios, que fue ejecutado en el famoso juicio un viernes 13 de octubre de 1314, dejó una carta de designación de su sucesor, aunque oficialmente la orden del temple fue disuelta por el papado, los templarios se han perpetuado a través de los siglos.

Con los años los templarios se levantaron de sus humildes orígenes para convertirse en hombres de una gran riqueza entre las Órdenes Cruzadas, obteniendo finalmente el favor de la Iglesia y los monarcas europeos colectivamente.

Sin embargo fue esta riqueza el objeto de un uso inmediato en el Oriente para comprar armas y formar ejércitos, pero a pesar de que los Templarios se consideraban como la más grande de las órdenes militares medievales, la historia demuestra que perdieron más batallas de las que ganaron, sin embargo jugaron un papel importante en la Tierra Santa, teniendo como una de sus consignas encontrar el Santo Grial.

Después de dos siglos de la defensa de la fe cristiana, la orden fue destruida por Felipe IV, también conocido como Felipe el Bello, que según los historiadores estaba motivado por la codicia en lugar de su creencia religiosa, tildándolos de corruptos.

Felipe llevó a juicio a los templarios arrestados el 13 de octubre de 1307, para luego torturarlos hasta lograr las confesiones deseadas y que fueron:

-Pisotear y escupir en la cruz

-Homosexualidad

-Idolatría

Posteriormente en 1312 los templarios fueron oficialmente disuelta por el Papa Clemente V en el Concilio de Vienne.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario