Los Uróboros

Los Uróboros o también conocidos como ouroboros, son criaturas que representan el esfuerzo o la lucha eterna, ya que representan el volver empezar un ciclo inevitablemente.  Los Uróboros son representados por una serpiente que se come su propia cola en forma circular (de ahí el concepto de volver a empezar un ciclo).

Los Uróboros aparecen en varias culturas durante los 3 mil años, estas culturas les dan un concepto muy parecido entre unas y otras. No siempre se trata de una serpiente engulléndose su propia cola, a veces es representado como un dragón con la cola en la boca devorándose así mismo.  Esta figura o símbolo suele representar naturaleza cíclica de las cosas, el principio y el final, el eterno retorno y otras nociones muy similares.

La aparición más antigua de los Uróboros data del Antiguo Egipto y la Antigua Grecia,  encontrado en los a los jeroglíficos dibujados en la cámara del sarcófago de la pirámide de Una (2300 a. C). Representado como una serpiente o dragón que se muerde la cola en un acto que se considera sinfín.

También encontramos la presencia de los Uróboros en la mitología nórdica, representada por la serpiente Jormungand, serpiente que creció tanto que logró rodear el mundo, para terminar mordiéndose su cola con sus propios dientes. Este concepto se llegó a interpretar en nuestros días que las fuerzas y ambiciones del mundo son dañinas para nosotros mismo y nos terminan dañando a nosotros mismos.

Los Uróboros también son asociados con fuerzas naturales como las olas del mar, el sol entre otras, representando un ciclo que empieza una y otra vez. También es asociada a la mito solar de Sísifo y Helio, el cual se dice que todos los días el sol es empujado para ser hundido bajo el horizonte, para que luego Sísifo lo vuelva a empujar y el ciclo vuelva a empezar.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Sión dijo

    El uróboros es también el sigo de los alquimistas y representa su incansable lucha por crear la piedra filosofal

Escribe un comentario