Luna sangrienta, la última será el 27 de septiembre

luna-sangrienta

La luna de sangre, o luna sangrienta, es un fenómeno que según la Biblia representa el fin del mundo, el Apocalipsis. En tiempos antiguos, los humanos creían que la luna era de color rojo y se teñiría totalmente de sangre para simbolizar el final de los tiempos.

Un pasaje del Antiguo Testamento dice que “el sol se tornará en tinieblas y la luna en sangre antes de que llegue el día grande y espantoso del Señor” (Joel, 2:31). El 27 de septiembre gran parte de América del Sur será testigo del cuarto y último eclipse de la tétrada, cumpliendo así con la profecía bíblica del fin del mundo. Las redes sociales están repletas de discusiones al respecto, y los más creyentes incluso han demostrado temor ante la posibilidad que suceda el fin de los tiempos.

La explicación científica

Para los científicos, los tonos rojizos que obtiene la luna se deben a las partículas de la atmósfera terrestre, que refractan la luz solar y únicamente dejan pasar la luz roja. Por esa razón el satélite natural de la Tierra adquiere un resplandor rojo que tanto atemoriza a los más puristas.

El fenómeno es similar al que tiñe las nubes de color anaranjado durante el atardecer, al menos eso explican los astrónomos y de esa forma buscan traer tranquilidad a miles de personas alrededor del mundo que se encuentran atemorizadas por la posibilidad de que el fin del mundo esté a la vuelta de la esquina.

Te puede interesar

Escribe un comentario