Magia Verde, el poder de la naturaleza

La magia existe desde siempre, no fue creada por los hechiceros sino que fue descubierta por los primeros humanos que sintieron y comprendieron cómo funcionan las energías del mundo.

Existen diferentes tipos de magia porque las personas han aprendido a manipular las energías de varias formas.

Generalmente se habla de magia blanca cuando hablamos de energías positivas, buenos augurios e intenciones y de magia negra cuando las intenciones son negativas o malignas.

Pero dentro de estos tipos de magia existen otras divisiones que básicamente tienen que ver con los elementos que utilizan para realizar los hechizos o conectarse con las energías del mundo.

Existe, por ejemplo la Magia Roja, que está ligada a la magia negra ya que utiliza la sangre y la energía erótica como medios para lograr sus objetivos. Es muy poderosa y efectiva, tanto que no cualquiera puede realizarla.

Y también existe la Magia Verde, ligada a la magia blanca, que es la que utiliza hierbas y plantas varias para realizar sus hechizos y lograr los objetivos. Se podría decir que toda la magia es magia verde, porque para todos los hechizos o rituales se utilizan plantas pero cuando se habla de magia verde hablamos además de fitoterapia y la medicina natural o alternativa.

Todos los magos y hechiceros saben utilizar la magia verde pero no siempre se especializan en su uso particular, sino que conocen algunos de los que tienen o conocen algunos hechizos que las utilizan.

Pero los magos que se especializan en magia verde adoptan su poder y la utilizan como medio de vida: se alimentan siguiendo sus conocimientos y también se mantienen saludables o se curan alguna enfermedad utilizando sus conocimientos del mundo natural.

Como todos los elementos y energías mágicas, puede usarse tanto para hacer el bien como para dañar, por lo que antes de solicitar a alguien que la utilice, o utilizarla tu mismo, debes estar seguro de que podrás afrontar las consecuencias.

Te puede interesar

Escribe un comentario