Más mancias curiosas: Metopomancia

Metoposcopia

Hoy toca volver a zambullirse en Internet en busca de mancias curiosas. No nos vamos a poner a la altura de Kefalonomancia -hoy no nos hará falta la cabeza de ningún asno-, pero seguro que muchos no conocíais de este antiguo método de adivinación: la Metopomancia.

La metopomancia -o metoposcopia- fue un método de adivinación por el cual se pretendía describir el carácter de una persona y adivinar su futura a través de las líneas de su frente, un método muy similar al que todos conocemos por la quiromancia, leyendo las líneas de la mano. La metopomancia fue inventada por el médico y matemático del siglo XVI Gerolamo Cardano. El interés de Cardano por las artes adivinatorias y las ciencias ocultas fue motivo para que la Iglesia católica le acusase de ser sospechoso de herejía. De hecho, las investigaciones de Cardano sobre la metopomancia no vieron la luz hasta muchos años después de su muerte, en un libro titulado ‘Meteposcopia’, publicado en el año 1658.

El método de Cardano se basaba en el hecho de relacionar las líneas de la frente con cada uno de los planetas que se conocían en la época: la Luna, Mercurio, Venus, el So, Marte, Júpiter y Saturno. Era así que Cardano leyese las líneas como si de un horóscopo se tratase. La metopomancia se siguió usando hasta mediados del siglo XVII.

Te puede interesar

Categorías

Artes adivinatorias

El Gato

Esto es como todo: creer o no creer. Pero ahí está, es una opción a la que mucha gente recurre cada día en la búsqueda de respuestas. Una... Ver perfil ›

Escribe un comentario