Meditación I


Se han preguntado ustedes por qué la meditación es tan importante para nuestro crecimiento no solo espiritual, sino también para mantener nuestra salud mental , emocional y física equilibradas?

Les contaré que meditar diariamente durante 30 minutos, produce una serie de beneficios que permiten equilibrar nuestro centro emocional ya que relajando nuestro cuerpo y permaneciendo en un estado de quietud física hace que nuestras emociones y pensamientos repetitivos se calmen. Es cierto que esta práctica no es fácil y requiere una técnica y entrenamiento diario en caso contrario no se obtendrá ningún beneficio.

¿Qué es lo primero que debemos hacer? Debemos buscar un lugar tranquilo y privado, en el cual podamos estar seguros de no ser interrumpidos. Podemos conseguirnos un cojín u almohadón en el que nos sentamos cómodamente con las piernas cruzadas y la columna recta, si tenemos algún impedimento físico para sentarnos así, lo podemos hacer en un asiento con una base firme y nuestra espalda separada del espaldar de la silla. Inicialmente empezamos con unos 5 minutos y debemos pedirnos en ese tiempo no movernos. Al principio esto no es fácil pero poco a poco manteniéndonos constantes lograremos aumentar el tiempo de estar “consigo mismo”.

Cuando estemos en el lugar que hemos escogido y en la postura anotada anteriormente, nos observamos  como si estuviéramos en frente de un espejo. En este momento cerramos nuestros ojos y llevamos nuestra atención a la respiración del cuerpo. Si observamos bien nos podemos dar cuenta de que ésta respiración esta en el centro de nuestras emociones en el pecho, con nuestra atención puesta ahí, sentimos que nuestra respiración, puede estar agitada o tranquila y si permanecemos ahí simplemente observando este suceso , sentimos como ella se va aquietando y comenzamos a respirar más libremente. Esta práctica la realizamos por un tiempo relativamente largo hasta que la hayamos interiorizado, luego en otra ocasión profundizaremos sobre este tema.

Te puede interesar

Escribe un comentario