Meditación II

 


Si practicas diariamente la meditación, te enseñaré una técnica sencilla que puedes realizar, incluso en cualquier lugar que te encuentres, ya sea en una sala de espera,  en un transporte público o en privado.

Inicias tu práctica sentado en posición recta, puedes cerrar los ojos, o si lo deseas puedes dejarlos abiertos, lo importante es tu deseo de estar contigo mismo. La mano dominante dentro de la otra.

Te observas respirando, como tu abdomen sube y como baja. Llevas tu atención a tu cabeza, el cuero cabelludo, las cejas, el entrecejo, las mejillas, orejas y así poco a poco vas relajando todas estas partes y vas bajando por tu nuca, columna vertebral, hombros, brazos, tratando de que cada paso, te ayude a soltar las tensiones que se van aflojando cada vez más. Continúas el recorrido por la parte delantera de tu cuerpo, sintiendo tu pecho, estómago, bajo vientre, sexo, muslos, piernas y pies. Si  te vas en pensamientos o emociones lleva siempre tu atención a la respiración, observando cómo tu cuerpo está más relajado y  los pensamientos y emociones se van tranquilizando y ocupando un sitio más justo para tu práctica.

En éste momento siente todo tu cuerpo y observa como todas tus partes están tranquilas. Si tu práctica ha estado acorde con la técnica enseñada, en este momento todo en ti esta en equilibrio, pensamientos y emociones puede llegar, simplemente deja que pasen no te involucres con ellos.

Esta técnica es sencilla de practicar, cada vez que las vas realizando encontrarás un mundo nuevo dentro de ti que se va manifestando y no solo te va a ayudar con tu parte física sino que tu parte emocional va siendo descubierta y te darás cuenta como tu emociones influyen en tu vida así mismo tus pensamientos, al darte cuenta de esto podrás empezar manejar tu vida no que otros te la manejen.

Te puede interesar

Escribe un comentario