Metoscopia: el arte adivinatoria de interpretar los lunares, el rostro (II)

La Metoscopia es el arte adivinatoria que interpreta los lunares de las personas. Es una ciencia milenaria que identifica a los lunares como si fueran las estrellas, por lo que según su ubicación y relación con otros lunares les otorgan diferentes características que hablan del destino o de la personalidad.

Como la cantidad de lunares de una persona es muy variable, es importante que antes de realizar una adivinación conozcas muy bien los significados y orientaciones de cada lunar para luego hacer un mapa con el que te sientas seguro y puedas dar confianza a la persona que consulta.

Estamos revisando el significado de los lunares del rostro, y seguiremos con los lunares que se ubican alrededor de los ojos: si está sobre el ojo izquierdo hablan de la ingenuidad, la falta de realismo y de practicidad. Y si se ubica sobre el ojo derecho, habla de la lucidez y el realismo pesimista o quisquilloso.  Finalmente, si el lunar se ubica bajo el ojo izquierdo se relaciona con la falta de equilibrio energético o de la salud y si está bajo el ojo derecho habla de la estabilidad energética.

Continuamos analizando el rostro, veremos los lunares de la Nariz: si se ubica en la base de la nariz o en su parte superior, hablan de la capacidad de la persona para escuchar y de las aptitudes artísticas. Si el lunar se ubica sobre el lado izquierdo se relaciona con la necesidad de vivir por encima de las propias capacidades y si se ubica del lado derecho habla de la prudencia, la previsión y la seguridad.

Para continuar con el mapa de lunares de la cara miraremos los que se ubican alrededor de la boca: si están justo entre la nariz y la boca, hablan de un carácter amable y la posibilidad real de alcanzar el éxito material. Si se ubica en el labio superior habla de la tendencia a fijarse en las apariencias pero en una persona espiritualmente bondadosa. Y si se ubica en el labio inferior hablan de la sensualidad, pero también de la glotonería y de la pereza.

Faltan dos espacios significativos en el rostro para seguir leyendo los lunares del rostro, lo importante es ir despacio para comprenderlos todos.

Te puede interesar

Escribe un comentario