Muspelheim y el Ragnarok

The Norse God Freyr rides upon Gullinbursti, the golden boar, into battle at Ragnarok, but behind him approaches his doom, Surt the mighty giant king of Muspelheim, the land of fire.

The Norse God Freyr rides upon Gullinbursti, the golden boar, into battle at Ragnarok, but behind him approaches his doom, Surt the mighty giant king of Muspelheim, the land of fire.

En la mitología nórdica el mundo se encontraba dividido en 9 niveles diferentes. En cada uno de estos niveles, que podía considerarse un mundo por sí mismo debido a su extensión, vivían diferentes entidades. Muspelheim es el reino más elevado, el reino de fuego.

El mundo de Muspelheim era gobernado por Surtr y su consorte, Sinmara. Los residentes de Muspelheim eran los eldjötar (Gigantes de fuego). Al norte de este reino se encuentra Niflheim, el reino de hielo. De la unión de estos dos mundos en el punto de encuentro nace el agua, a partir del deshielo del río Ginnungagap.

Muspelheim y el Ragnarok

En las profecías del apocalipsis nórdico, Ragnarok, se dice que los hijos de Muspelheim romperán el puente de Bifrost e indicarán el inicio del final de los tiempos. Los gigantes de fuego comandados por Surtr y Sinmara son considerados también los destructores de mundos, y serán ellos quienes señalen el final de los mundos como se los conoce.

Los gigantes de fuego muchas veces son interpretados como la fuerza interior de los hombres, aquella que carece de una forma definitiva pero que tiene el potencial infinito para destruir cualquier barrera. Surtr es el gigante de fuego más importante y su espada con flamas será la encargada de destruir el mundo cuando llegue finalmente el Ragnarok.

Te puede interesar

Escribe un comentario