Niccolò Paganini, el violinista del diablo

niccolo-paganini

En el mundo de las leyendas urbanas aparecen en numerosas ocasiones los artistas que hacen pactos con el diablo para obtener habilidades prodigiosas. Algo así es lo que ocurrió, según cuenta la leyenda, con Niccolò Paganini.

Su infancia fue muy dura, tenía un padre estricto que lo castigaba duramente cuando se equivocaba, un ataque de sarampión casi lo mata y desde entonces vivió débil y enfermo el resto de su vida. Aún con estas dificultades logró desarrollar una habilidad increíble con el violín y muchos lo consideraban un prodigio.

En una carta Niccolò Paganini confirmó que un espectador le había dicho que no pudo ver su interpretación de Las Brujas porque vio a una figura endemoniada a su lado, tocando el violín y levantando el codo del artista. La fama de artista endemoniado siguió a Paganini durante toda su vida y por eso hay quienes sostenían que era el hijo de Lucifer.

Su aspecto físico era enfermizo debido a su debilidad física, aún así mucha gente supersticiosa se encargo de remarcar que el excelente músico había vendido su alma para poder hacerse con una habilidad inigualable con el violín.

Paganini se vio obligado a publicar cartas de su madre para demostrar que sus padres habían sido humanos, lo llamaban Cagliostro otros Holandés Errante y había quienes se desmayaban cuando el músico los tocaba. ¿Era verdaderamente un músico endemoniado o un caso más de descriminación que se convirtió en leyenda?

Te puede interesar

Escribe un comentario