Nuestros fantasmas las fobias

Biológicamente reaccionamos  ante situaciones verdaderas de peligro, cuando está en riesgo nuestra vida por ejemplo,  se puede producir un estado en el que nos obliga a reaccionar ante esa amenaza y huir.

Sin embargo cuando es nuestra imaginación,  a través de pensamientos que nos inducen a creer que estamos en riesgo, nuestro organismo  reacciona de la misma manera como  si fuera real y nos encontramos frente a nuestros fantasmas las fobias.

Las fobias son miedos que son permanentes  e irracionales,  a labores, cosas, o lugares determinados. Estos fantasmas pueden acompañarnos en muchas situaciones de nuestra vida diaria, muchas veces reconocemos lo absurdo de la situación a la que le tenemos fobia y sin embargo no podemos hacer nada al respecto ya que son trastornos complejos  inconscientes de los cuales no tenemos control sobre ellos.

Existen fobias simples que son aquellas a las cuales nos enfrentamos esporádicamente como por ejemplo cuando tememos hablar en público. Esta situación no se da si no tenemos que trabajar hablando a una multitud, simplemente desaparece al no hacerlo. O cuando se tiene fobia a viajar en avión el no tener nunca que hacerlo, esta dificultad no aparecerá.

Pero existen fobias que si nos limitan nuestra existencia produciéndonos estados de angustia al estar en contacto o vivencia con esta situación. Como por ejemplo el miedo a la oscuridad, a los ascensores, a cruzar un puente, a las multitudes etc.

Reconocer nuestra situación y abiertamente reconocer que tenemos miedo a algo determinado y que este miedo no es real. Al tomar conciencia también de que solo no podemos, será el primer paso para iniciar la cura de estos fantasmas. Un especialista de la salud sobre estos temas podrá darnos la ayuda apropiada para salir del nudo que se nos ha formado en nuestros pensamientos.

Te puede interesar

Escribe un comentario