Obama es el anticristo

Obama Anticristo 1(1)

Las teorías de la conspiración actuales tienen muchas variantes, pero una de las más extravagantes, y que estudios recientes confirman que son creídas por más del 20% de los estadounidenses, son las que indican que Barack Obama, el presidente de los Estados Unidos, es el anticristo.

Para sostener esta teoría diferentes estudiosos han analizado las escrituras y rescatan diferentes pasajes que se ajustan a la descripción de Barack Obama y sus acciones de gobierno.

El anticristo representa el odio, la mentira y la falta de armonía, oponiéndose a los preceptos de Jesucristo
Nostradamus advirtió que ‘después de un período de intensa quimicalización, un líder americano controlará Gran Bretaña
Juan advertía que a La Bestia se le dará la llave del pozo del cuál salió humo como el de un gran horno, y el aire y el sol se oscurecieron (la bomba atómica y el hongo que se forma tras su explosión)
Jesús, en sus apariciones a los indios Hopis de norteamérica, habló del arma última y de las burlas a dios (el Uranio)

Para entender algunos de estos hay que saber, por ejemplo, que la primera explosión nuclear fue llamada ‘Trinidad‘, una burla a Dios, y que la ‘llave del pozo‘ se refiere, según los creyentes en las teorías de la conspiración, a la posibilidad de presionar un botón para lanzar la bomba atómica.

Obama Anticristo 2(1)

Estos signos indicarían que Barack Obama, premio Nobel de la Paz, es en realidad el tercer anticristo advertido por Nostradamus. ¿Será cierto?

Más información – ¿Qué son las profecías?

Fuente – The Guardian

Te puede interesar

3 comentarios

  1.   silvia dijo

    …….tu no eres el anticristo barack Obama, yo soy el anticristo….arrivederrrrrrrrrrciiiiiiiiii

  2.   sivia chavez roque dijo

    Tour James is and serfiti luxemburgo ,al ni qy tidenimo, Silvia un facebook meniarederia pos natal.anfiqueri

  3.   Yolill dijo

    buena la informacion
    oraculodenostradamus.com/Estudiandonostradamus_archivos/Nostradamus_tercer_anticristo_tercera_guerra_mundial.html

Escribe un comentario