Oráculo, método ancestral para hallar respuestas de los dioses

Oráculo Grecia adivinación

Desde épocas ancestrales, el Oráculo ha ido un método de adivinación por el cual se buscaban respuestas a través de una deidad sobre cuestiones personales. Estas respuestas eran interpretadas a través de un intermediario que era el encargado de proporcionar consejos sabios, predicciones proféticas o la precognición del futuro, inspirado fundamentalmente por los dioses.

En la época griega y romana, la intermediaria para encontrar estas respuestas de las deidades estaba canalizada a una mujer sabia, denominada Pitia o Sibila (pitonisa), y estas respuestas podían ser interpretada a través de señales físicas (tintineo de campanillas, por ejemplo), o de interpretaciones de símbolos sobre piedras como las Runas, o de interpretaciones de símbolos sobre cartas como el Tarot, y hasta por sacrificios de animales; diferentes maneras para encontrar respuestas sobre lo que deparaba el porvenir.

Oráculos griegos tuvieron una importancia fundamental en la religión y la cultura griega. Las antiguas civilizaciones consultaban los oráculos para diversos propósitos, en el caso de la mitología nórdica, Odín tomó la cabeza del dios Mimir a Asgard para ser consultado como oráculo. En la tradición china, el I Ching se utilizó como método para la adivinación a partir de la dinastía Shang (1600–1046 a.C), uno de los oráculos más antiguos con profundo significado filosófico.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   elver galarga dijo

    la verdad que no lo puedo estudiar… es un montoon!!!!(sarcasmo)

Escribe un comentario