0

tarot de marsella Tipos de Tarot: Tarot de Marsella

Hoy toca continuar repasando los diferentes tipos de Tarot que se han conocido a lo largo de la historia. La última vez estuvimos hablando acerca del Tarot Crowley, que apareciese por primera vez en el libro de Aleister Crowley ‘El Libro de Thoth’ en el año 1944. Hoy le toca el turno a una de las barajas más conocidas en la actualidad: el Tarot de Marsella.

La historia del Tarot de Marsella comienza a finales del siglo XV, cuando las tropas francesas, tras la conquista de Milán en el año 1499 introdujeron el tarot en Marsella. Fue en ese momento que el tarot se popularizase, llegando a ser totalmente rediseñado a las ilustraciones que hoy en día conocemos. Es de ahí que se le nombrase Tarot de Marsella. Fautrier, ilustrador marsellés de mediados del siglo XVIII, fue el encargado del diseño de las ilustraciones de este tarot, inspirándose en las vidrieras góticas para hacer representaciones de carácter medieval.

Fue en el año 1751 que el Tarot de Marsella se comenzara a producir de manera industrial. En el siglo XIX las ilustraciones quedaron fijadas de forma definitiva, llegando así hasta la actualidad. Hubo barajas anteriores al Tarot de Marsella, pero ninguna consiguió la aceptación de esta, consiguiendo ser modelo de otros tipos de tarot posteriores. La baraja del Tarot de Marsella la componen 78 cartas: 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores.

0

abedul magico1 La magia del abedul y sus tradiciones

Siguiendo con los significados místicos del abedul y los poderes mágicos que se le atribuyen a este árbol, hay que mencionar ciertos aspectos sobrenaturales que se han trasladado de los antiguos relatos mitológicos y paganos hacia el cristianismo.

Un rito muy conocido que involucra al abedul y es narrado por el escritor Frazer cuenta que el jueves anterior al domingo de Pentecostés los aldeanos rusos van al bosque cantando y bailando para derribar un abedul joven. Luego el árbol es vestido con guirnaldas y otros accesorios que lo hacen parecer una mujer y se lo deposita en una casa como huésped hasta el domingo de Pentecostés. Al tercer día se arroja el abedul vestido al río como una forma de invocar a la lluvia y pedir por buenas cosechas y un año de abundancia.

0

kuchisake onna Leyendas urbanas japonesas: Kuchisake onna

Las leyendas urbanas en Japón siempre tienen tintes malignos y terroríficos. Desde fantasmas que aparecen en las grietas de las paredes para llevarse a la gente a otra dimensión hasta espíritus traviesos y sanguinarios que atacan en el baño. Hoy empezaremos a conocer la leyenda urbana de Kuchisake-onna (la mujer con la boca cortada).

Esta leyenda perteneciente a la mitología japonesa se supone que fue asesinada y desfigurada por su esposo, desde entonces ronda las calles de las ciudades en forma de espíritu demoníaco y buscando venganza de una sociedad que no la ayudó. Kuchisake-onna hoy es un yokai (espíritu demoníaco) que vaga por las calles buscando venganza.

0

abedul Las propiedades mágicas del abedul

El abedul es uno de los árboles mágicos que inspiran la felicidad y la sabiduría de los seres superiores. Es para muchos un símbolo de luz, purificación y energía espiritual, utilizan su presencia para combatir la autocompasión y el desánimo. El abedul es una excelente planta mágica para lograr la liberación interior, el correcto fluir de la energía y evitar los bloqueos.

Es abedul suele utilizarse en rituales de purificación y en baños de renovación energética. Son ideales para las personas rígidas y aferradas a los viejos hábitos porque la energía que desprende el abedul los ayuda a relajarse y abandonar el estado de alerta permanente en el que viven.

0

esqueleto Más mancias curiosas: Osteomancia

Han sido muchos los métodos de adivinación que se han usado, y que aún se usan, a lo largo de la historia. Algunos de eso métodos de adivinación recurrían al uso de animales y, en ocasiones, a su sacrificio. La última vez que os hablé sobre una de estas mancias referentes al uso de animales fue la kefalonomancia, el método con el que Lombardos y Germanos intentaban adivinar la culpabilidad de una persona, usando la cabeza de un asno colocada en unas brasas encendidas y que, con el paso de los años y por haber sido relacionado con la brujería, acabó cayendo el olvido.

Hoy os traigo otra de esas mancias que, por su metodología, seguro que se os queda en la cabeza durante un buen tiempo: la osteomancia, un método de adivinación mediante la manipulación y observación de los huesos. El osteomante debía sacrificar a un animal -solía ser una oveja- para así poder responder preguntas sobre el futuro con sólo la observación de sus huesos. El método de lectura consistía en dividir los huesos del animal en doce áreas o casa: seis de ellas dispuestas en orden regular desde el cuello del hueso hasta la fosa supraespinosa, las seis siguientes contenidas en el espacio del otro lado de la espina, en correspondencia con las anteriores. Estas doce casas estaban conectadas a los doce signos del zodiaco.

La osteomancia fue practicada en Babilonia, Arabia y Valle del Indo, siendo considerada por muchos como una profecía científica. La osteomancia también también se practicó en China, aunque fue allí que se le aplicaran diferentes cambios a la metodología, como el uso del fuego: el osteomante hacía orificios en los huesos y por ellos aplicaba una varilla al rojo vivo hasta que el hueso se quebraba. Las grietas que se formaban en el hueso una vez quebrado era lo que el adivino interpretaba.