Para alejar la mala suerte

Cuando se siente que la mala suerte ha comenzado a apoderarse de nuestro hogar o nuestra vida… lo mejor es intentar con este ritual ideal para alejar vibraciones o energías negativas. Desde ya que el ritual y todas las circunstancias, deben encararse con ánimo positivo, que es la mejor forma de superar los obstáculos.

Este ritual debe realizarse preferentemente un viernes por la mañana bien temprano.

Materiales: Incienso, benjuí, laurel, mirra; cebolla deshidratada y carbón vegetal. También necesitaremos un ramillete de flores, o ruda, romero y laurel, que se atará con una cinta verde. Los elementos líquidos son agua de mar y agua de la canilla.

Procedimiento: Para empezar se debe encender una varilla de incienso de nuestro aroma preferido. Se comienza mezclando todas las hierbas, que luego se colocan sobre los carbones encendidos. Lo importante es que el humo impregne todo el ambiente. Se comienza a recorrer la casa de izquierda a derecha. Una vez que se ha defumado toda la casa, se deja el hornillo en un lugar seguro hasta que el fuego termine de consumirse. A continuación se debe pasar el ramillete por las paredes, en forma lenta y dirigiendo una oración al santo o entidad de nuestra preferencia.

La oración puede ser alguna inventada por nosotros o esta lectura dedicada a San Miguel Arcángel: “Oh! San Miguel Arcángel, te pido que me defiendas en esta lucha y me ampares contra todas las maldades y engaños del demonio. Que Dios ilumine cada rincón de este hogar, y que sean echados afuera todos los espíritus malignos, para que las buenas energías y la buena suerte se apoderen del lugar. Amén.”

Para terminar es neceasrio abrir puertas y ventanas para que el humo salga y con éste, todas las energías negativas que queríamos ahuyentar.  Con los elementos líquidos se debe hacer lo siguiente: el agua de mar se coloca en un recipiente y se utiliza para salpicar los rincones. El agua sobrante se mezcla con el agua corriente y se arrojan a un curso de agua como por ejemplo el desagüe del lavabo.

Te puede interesar

Escribe un comentario