‘Paranormal Witness’: el secreto de Lynchville (IX)

Paranormal witness

Tonya seguía escuchando esas voces masculinas, parecía una conversación. Subió las escaleras muy despacio con la grabadora encendida. Al llegar al último escalón dejó de escuchar las voces. Giró la cabeza y allí no había nadie. Bajó las escaleras y conectó la grabadora al portátil para ver si se había conseguido grabar lo mismo que ella acababa de escuchar con sus propios oídos. Comenzó a reproducir la grabación. Escuchó sus pasos, cómo subía los escalones y, al llegar al último escalón: “-La madre de las niñas nos está mirando.” Era la voz de un hombre y ese hombre se estaba refiriendo a ella. Tonya no podía creer lo que acababa de escuchar. Ese no era Joseph. ¿Quién era ese segundo fantasma, Lynch?

De repente, en la pantalla del portátil empezaron a aparecer palabras repetidas, insultos contra Tonya: “zorra, zorra, ZORRA, zorra…”. Tonya empezó a aporrear los botones intentando apagar el portátil, pero antes de que pudiera conseguirlo, algo lanzó el portátil de un extremo al otro del salón, estrellándolo contra la pared, consiguiendo que todas las grabaciones, las pruebas que Tonya había logrado reunir sobre todo lo que estaba ocurriendo en su casa, desaparecieran al instante. Las alarmas anti-humo se volvieron a disparar, pero esta vez estaban en el mismo lugar que Sergio las había dejado la noche anterior, ¿cómo podía ser posible que esas alarmas sonaran estando desconectadas y además sin sus pilas?

Más información – ‘Paranormal Witness’: el secreto de Lynchville (VIII)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora

Te puede interesar

Escribe un comentario