‘Paranormal Witness’: el secreto de Lynchville (VIII)

Paranormal witness

Ahora tocaba investigar un poco. Quién había vivido en esa casa, desde cuando estaba construida y cosas por el estilo. En la biblioteca, Tonya encontró unos registros de la zona de hacía muchísimos años. Sobre el año 1893, la ciudad de Ponca estaba dividida en secciones y en la que ella estaba viviendo se llamaba Lynchville. Tonya siguió mirando los registros y encontró el nombre del que fuese el propietario de las tierras de Lynchville: J.W. Lynch.

Tonya contactó con una historiadora local. Había que saber algo más sobre ese J.W. Lynch. La historiadora le contó sobre el dueño de las tierras. J.W. Lynch era el alcalde de Lynchville. Su fama no era precisamente la de buena persona. Lynch había tenido dos hijos. De uno sí se conocía su historia. Pero del otro, el menor, llegaba un punto en los documentos, cuando el niño tenía cinco años, en el que su nombre desaparecía por completo. Como si no hubiese existido. Ese niño se llamaba Joseph.

De nuevo la noche y de nuevo el sofá y el portátil. Tonya seguía intentando hacer coincidir todo en algún punto. Escuchó algo que venía de la planta de arriba. Parecían hombres hablando. Eso tenía que ser imposible, ya que arriban estaban durmiendo Sergio, Hailey y KK. Tonya fue directa a por la grabadora, la conecto y comenzó se dirigió a las escaleras muy despacio.

Más información – ‘Paranormal Witness’: el secreto de Lynchville (VII)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora

Te puede interesar

Escribe un comentario