‘Paranormal Witness’: La abducción (II)

Paranormal witness

Aquí todo olía a crimen. Llamaban para denunciar una desaparición, todos con gesto de terror y hablando de un ovni. Alcohol, drogas o vaya usted a saber, ¿no? Era bastante obvio que nadie les creía. La policía les forzaba a que contaran la verdad, la verdad que la policía quería escuchar, pero todos seguían en sus trece: ellos no habían matado a nadie.

La policía les ofreció una opción: enfrentarse a la prueba del polígrafo. Este parecía ser el único método de que, de una vez por todas, esta historia de marcianos que secuestraban a personas, terminase… para bien o para mal. Uno por uno, todos pasaron por el polígrafo. Sólo uno, en plena prueba, acababa reaccionando de manera violenta ante lo dantesco de las preguntas, todas girando en torno al posible asesinato cometido por ellos mismos. Pero la prueba del polígrafo se posicionó también junto a los chicos: fuera lo que fuese que hubiesen visto, todos estaban diciendo la verdad.

El chico abducido volvía a aparecer en la carretera. Le habían dejado irse o eso parecía. Llamó a su casa y su hermano fue en su busca. No sabía cuánto tiempo había pasado desde que desapareció. La policía empezaba a sospechar que todo podía haber sido una artimaña del propio abducido, queriendo engañar a sus amigos y montando el gran pollo para asustarlos.

Más información – ‘Paranormal Witness’: La abducción (I)
Fuente – Paranormal Witness
Foto – Xplora

Te puede interesar

Escribe un comentario