Paranormal Witness: la maldición de Manson (esta casa está vacía)

Paranormal

Jeff y Cashmere estaban de pie, quietos, esperando a que la puerta se abriese y entrase David. Hacía sólo unos segundos que los murmullos habían desaparecido cuando David entraba por la puerta, pero pareció eterno. “-Esta casa está vacía”, dijo David todavía con el rifle en la mano. Jeff no podía creer lo que estaba escuchando. Parecía que David no quisiese aceptar lo que acababa de ocurrir. Jeff agarró el rifle de las manos de David y dijo: “-Quedaos aquí. Es imposible que esta casa esté vacía.” Salió, cerró la puerta y comenzó a subir las escaleras.

Estaba subiendo desde el salón a las habitaciones cuando escuchó algo detrás de él. El aire se había vuelto demasiado pesado de repente. No era normal. Casi no se atrevía a girar la cabeza. Sabía que, lo que fuese, no se iba a dejar impresionar por un rifle. No se había terminado de girar cuando vio algo, como una masa de aire, una especie de neblina que giraba justo al final de las escaleras. Esa masa de aire comenzó a hacer volcar los adornos de la escalera. Se preparaba para moverse. Jeff levantó el rifle sin alcanzar a apuntar a ninguna parte cuando esa masa de aire se lanzó contra él, haciéndole caer sentado en el suelo. La masa de aire salió disparada hacia el techo y desapareció. Jeff hizo el amago de apuntar al techo mientras su cabeza intentaba asimilar lo que acababa de ocurrir.

Más información – Paranormal Witness: la maldición de Manson (voces que se mueven)

Te puede interesar

Escribe un comentario