Paranormal Witness: la maldición de Manson (Jeff)

Paranormal Witness

Lawreen optó por no dar más importancia a lo que acababa de ver. Sesenta personas en una casa sumadas al alcohol que estaban bebiendo bien podían haber sido el motivo de un reflejo en la ventana. David se apartó un momento para disfrutar de la vista de su casa, toda llena de gente, del buen ambiente que se respiraba en este lugar que se había llenado de amistades por primera vez. Su amigo Jeff estaba en una esquina, justo a la entrada de la cocina. Estaba enviando un mensaje con el móvil. Jeff levantó la vista y la cruzó con la de David, se volvieron a saludar. Jeff siguió con su móvil hasta que, al levantar la vista hacia la cocina, vio cómo una copa salía disparada directa hacia su cara, aterrizando a escasos centímetros de su cara golpeando la pared.

Todo el mundo se quedó inmóvil en esa casa. Los que estaban de espalda, se giraron y vieron que no había nadie en la cocina. Nadie había tirado esa copa de vino a Jeff. Incluso Jeff lo afirmó todo: “la copa se levantó y salió disparada hacia mí”. ¿Qué haces en un momento como ese? ¿Sigues la fiesta como si nada hubiese pasado? Quizás fuese mejor ir despidiendo al grupo, por si acaso, hasta saber por qué ha pasado eso.

Más información – Paranormal Witness: la maldición de Manson (la fiesta)

Te puede interesar

Escribe un comentario