Pentáculos Mágicos (I)

Cuando el pentáculo se encuentra encerrado dentro de un círculo está representando la totalidad de todos los aspectos del hombre simbolizados en cada una de sus partes e integrados armónicamente. El cuerpo y la mente, el espíritu y la materia, la Tierra y el Universo, lo Divino y lo profano. Nos remite al concepto de que la verdad es el punto de interconexión de todas las cosas que nos rodean y que nos suceden, la verdad es el eje que une todos los aspectos dispersos, el punto infinito, el centro que nos conduce al Ser Supremo y su eterno poder.

El círculo, sin principio ni fin nos recuerda que todo es un ciclo permanente, perpetuo devenir, inscripto en el Cosmos, un movimiento dialéctico entre opuestos donde se suceden felicidad y dolor, acción y reposo, amor y odio, suerte y desgracia, vida y muerte.

No existe nada sin la existencia de su contrario.

 

Significado de la punta izquierda superior: representa al elemento Tierra como madre que se brinda para proveernos, abrigarnos, nutrirnos. La Tierra que nos da vida y nos alberga. Simboliza el desarrollo, la seguridad y el alimento. Su rol es el de desempeñar el nexo entre el aspecto material y espiritual de nuestras vidas, nexo que debe concretarse en el mundo real para lograr satisfacciones.

Significado de la punta derecha superior: representa al elemento Aire, elemento esencial de la mente. Simboliza el poder etéreo, veloz, libre e impalpable del pensamiento, único, propio e imposible de confinar. Es el pensamiento intelectual e inteligente de los seres humanos. El Aire es también el medio del que nos servimos, no sólo para respirar, sino como medio para enviar, con nuestros rituales y oraciones las señales que nos comunican con el Cosmos.

Gracias al Aire nos hacemos entender, escuchar, transmitir nuestro mensaje.

Significado de la punta izquierda inferior: representa al elemento Fuego, este elemento simboliza la pasión, la fuerza del amor y del poder sexual. Es nuestro aspecto más íntimo, la fuerza inconsciente del imaginario individual y colectivo. Es el instinto de vida que nos mueve a la acción, muchas veces sin saberlo, de manera instintiva nos empuja a sobrevivir.

Es la intuición rápida y total que nos indica, sin equívocos, el camino a seguir. (Continua)

Te puede interesar

Escribe un comentario