0

Piedras energéticas, el Ágata

Piedras energ%C3%A9ticas %C3%81gata Piedras energéticas, el Ágata

Las piedras atraen a los seres vivos, en especial a los humanos que se maravillan ante sus formas, colores y ese “algo más” que es la energía que nos provocan y otorgan.

Cada uno de los minerales del planeta tiene su propia energía que en confluencia con la de la persona y el resto del ambiente logra generar cambios que podemos comprenderlos podemos utilizarlos como ayuda para mejorar el autoestima y la suerte.

Comenzamos con el Ágata, mejor conocida como la piedra astral o la piedra de los dones. Según el color de la piedra proyecta o capta diferentes energías. También según su color se la relaciona con un elemento, el Fuego si las bandas son rojas u oscuras; Tierra si las bandas son blancas en tonos de verde y con el Agua si las bandas son azules.

Se la relaciona con el aroma del Olíbano, una resina o incienso utilizado en Somalia, donde se la reconoce como el verdadero incienso. Por su pluralidad de colores tiene varios usos mágicos pero en general se puede decir que el Ágata es útil para dar fuerza al cuerpo y la mente, facilita la capacidad de discernimiento y a aceptar las circunstancias. Es una poderosa sanadora que se aconseja para las personas con depresión.

Si es el Ágata con bandas, proyecta energía. Es una piedra protectora que alivia las tensiones en las situaciones difíciles.

El Ágata negra tiene las mismas características que el Ágata anterior pero se utiliza para dar coraje y éxito en las competiciones.

La piedra blanca y negra es receptora de energía. Es un amuleto protector contra los peligros físicos. La de bandas azules, también es receptora de energía. Ofrece la sensación de paz y tranquilidad. Sostenida con la mano libera las tensiones, colocada en el escritorio se puede mirar cuando la situación apremia. Para que libere las tensiones en la familia se le puede hacer un pequeño altar con velas azul pálido.

La piedra parda o tostada, proyecta energía. Es la que se utiliza para vencer en las batallas o empresas y como talismán para atraer riquezas. Para algunas culturas es la que repele el mal de ojo.

El Ágata verde también proyecta energía. En la antigüedad se la utilizaba para mejorar la fertilidad. También se la relaciona con la vista y con la videncia.

El Ágata musgosa o verde oscura, es la que recibe energías y se la utiliza para todo lo relacionado con la naturaleza. También tiene poderes curativos ya que alivia los dolores y mejora la autoestima. Es la piedra para ideal para los tímidos que no logran hacer nuevos amigos.

Para finalizar el Ágata roja es la que fomenta tranquilidad y paz. Es la piedra de los lazos de sangre y la protección contra las invasiones al físico.


Escribe un comentario