Piedras Energéticas, la Malaquita

Malachite

Los colores verdes y amarillos que predominan en la Malaquita la hacen una piedra transmisora de paz y emociones.

A la Malaquita se le atribuyen diferentes capacidades como la de expandir el plexo solar, calmar las emociones, aumentar la energía positiva, relajar los músculos y mejorar los sentimientos.

Si una persona que es perceptiva por naturaleza utiliza adornos de Malaquita incrementará su capacidad para detectar el peligro. Es una piedra protectora y calmante de dolores.

Si una persona se encuentra perturbada y no consigue relajarse, debe sostener una gema de Malaquita con su mano receptiva, es decir la que no utiliza para escribir.

También se le atribuye la capacidad de mejorar los negocios y es por lo que se aconseja colocar un adorno hecho con Malaquita sobre la caja registradora, sobre el escritorio o cerca de la puerta.

Si se usa un adorno de Malaquita cerca del corazón, la persona se sentirá más perceptiva a los sentimientos de los otros y atraerá físicamente.

También se le atribuyen poderes curativos relacionados con los problemas de la vista, el sistema digestivo y el circulatorio. En la antigüedad se le otorgaba a las madres que no podían amamantar lo suficiente a sus hijos y a las que tenían problemas con sus ciclos menstruales. También la llevaban los viajeros para prevenir ser invadidos por toxinas o venenos.

Es la piedra indicada para las personas a las que les cuesta comunicar sus sentimientos y son muy mentales. Se utiliza cuando una persona tiene bloqueos emocionales para despertar al inconsciente y poder analizar esos sentimientos que fueron reprimidos.

Esta capacidad de la Malaquita debe ser bien conocida por la persona que va a utilizarla porque es probable que los sentimientos que despierte sean difíciles de manejar. Si es bien utilizada ayuda a canalizar el cambio y mejorar de forma significativa el estado de la persona.

Te puede interesar