Planeta X o Nibiru

56

Tras el descubrimiento del planeta Neptuno en 1846 comenzaron las especulaciones científicas sobre la posible existencia de otro planeta más allá de su órbita y así comenzó su búsqueda a partir del siglo XIX, culminando en el siglo XX con la búsqueda de Percival Lowell del Planeta X.

Lowell propuso la hipótesis del Planeta X para explicar las aparentes discrepancias en las órbitas de los gigantes de gas en particular Urano y Neptuno, especulando que debería existir la gravedad de un gran noveno planeta invisible capaz de perturbar lo suficiente a Urano para explicar sus irregularidades.

El descubrimiento de Plutón por Clyde Tombaugh en 1930 parecía confirmar la hipótesis de Lowell y Plutón fue considerado oficialmente el noveno planeta hasta el año 2006, pero en 1978 sin embargo, Plutón se había descubierto que era demasiado pequeño para que su gravedad afectara a los gigantes de gas, lo cual motivó una nueva búsqueda del décimo planeta.

La búsqueda fue abandonada en gran parte de la década de 1990, cuando un estudio de las mediciones realizadas por la nave espacial Voyager 2 encontró que las irregularidades observadas en la órbita de Urano se debían a una ligera sobre estimación de la masa de Neptuno. Después de 1992, el descubrimiento de numerosos pequeños objetos helados con órbitas similares o incluso más amplia que la de Plutón llevó a un debate; sobre si Plutón debía seguir siendo un planeta o si él y sus vecinos deberían considerarse como asteroides, debido a su clasificación independiente.

Así en 2006 la Unión Astronómica Internacional reclasificó a Plutón y sus vecinos más grandes, como planetas enanos, dejando sólo ocho planetas del Sistema Solar.

Hoy en día la comunidad astronómica se encuentra ampliamente de acuerdo en que el Planeta X, tal como se planeó originalmente, no existe. Sin embargo es motivo de especulaciones conspiranóicas, ya que para otros es un planeta invisible que asecha a la tierra y que puede llegar a destruirla, tal cual se habla en el legado de la historia de los Anunaki (supuestos dioses que habitaron la tierra y que provenían de este planeta), quienes lo llamaban Nibiru.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario