Planta sagrada que ayuda contra las adicciones

El arbusto de Iboga originario del África Occidental, es una planta utilizada por algunas tribus en rituales religiosos y de iniciación chamánica.

Es un fuerte alucinógeno considerado sagrado que se encuentra principalmente en bosques tropicales de una región  llamada Gabón, ubicado especialmente en regiones africanas.

La esencia del Iboga es extraída principalmente de su raíz, cuando se raspa y puede ser consumida  directamente o en forma de bebida a través de una infusión. A pesar de ser un alcaloide o planta psicoactiva, es un vegetal que al ser estudiado a nivel  científico, se verificó que este,  a pesar de tener componentes alucinógenos, no producía  dependencia ni física ni psíquica.

Sin embargo,  se conoció como algo muy importante  en su estudio,  que este arbusto, podía interrumpir las adicciones, minimizar el síndrome de abstinencia e incidir benéficamente en pacientes con  traumas  a nivel psicológico y emocional, por esta razón está  siendo estudiada pre- clínicamente en tratamientos de dependencia en heroinómanos.

La ibogaína que es el nombre de la sustancia que se extrae de la planta, todavía figura en la lista de los alucinógenos “sin uso médico”, pero las personas que ha experimentado con el vegetal,  describen su experiencia como una ayuda que les dio un sentido profundo y produjo cambios significativos y duraderos en su vida , principalmente en lo relacionado con la dependencia a la drogadicción y a los síntomas de la abstinencia de la adicción.

 Sin embargo y a pesar de todo lo anterior, la industria farmaceuta no avala esta sustancia ya que no la considera importante ni benéfica para llevarla al nivel de medicamento porque parece que no les reportaría beneficios económicos.

Te puede interesar

Escribe un comentario