Psíquicos, entre verdades y fraudes

Esoterismo

La mayoría de los psíquicos suelen utilizar uno de dos métodos, el primero se llama lectura en frío, lo cual se trata de un uso engañoso para obtener información de la gente y así a continuación hace creer a la persona que sabía que la información todo el tiempo.

Estas prácticas engañosas son populares entre las personas que dicen hablar con los muertos (médiums) o tratar de predecir algo con una gran audiencia delante, traduciéndose en un simple acto de circo.

La segunda forma es también conocida como llamadas en frío, pero con el uso de términos vagos, sobretodo para describir algo en el pasado de alguien, para posteriormente vaticinarle el futuro, algo así como el efecto que causan las galletas de la suerte, las cartas del tarot y hacer horóscopos. Hacen que la persona sin darse cuenta le transmita datos de su vida, brindando después parábolas que pueden aplicarse a cualquier vida en numerosas situaciones.

Pero para muchos los psíquicos existen y pueden ser fiables, existiendo en la historia casos que la ciencia no puede explicar, limitándose a decir que nuestra naturaleza es capaz de sentir las cosas que se reducen a nuestro cerebro, pero todavía no entendemos completamente el propósito de sus funciones en la totalidad, sin embargo los estudios han demostrado que los seres humanos son capaces de reaccionar a las imágenes, cinco segundos antes de que éstas se visualicen, siendo esta situación la única antelación al futuro que podríamos percibir, pero no todo un hecho que determine un predicción apocalíptica por ejemplo.

No hay experimentos que comprueben si somos capaces de anticipar con detalle el ambiente de una habitación entera, sin embargo existe evidencias perfectamente registradas de personas que ha sido capaces de predecir accidentes de trenes y aviones, con fecha y hora casi exactas, así como aquellos que encontrándose a punto de embarcarse, deciden no viajar y así salvan milagrosamente sus vidas.

Imagen. WarmSleepy – flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario