0

Puede nuestras emociones enfermarnos?

meneame_share

ESTRES 2 Puede nuestras emociones enfermarnos?

 Nuestras emociones negativas, de ira, odio, rencor, envidia, tristeza o melancolía, así  como todas aquellas que surgen por nuestra vida agitada y sin control, afectan nuestro organismo físicamente y producen alteraciones orgánicas que desembocan en enfermedades.

Un ejemplo destacado de esto son las ideas que no podemos expresar a través de  nuestras palabras, cuando no expresamos nuestros sentimientos nos sentimos oprimidos y nos cerramos a nosotros mismos y a los demás, la comunicación se interrumpe y trae como consecuencia,  enfermedades pulmonares, tales como las afecciones respiratorias.

Los oídos son los órganos que nos permiten escuchar, de prestar atención, también tiene relación con el sentido de obedecer. Cuando no se quiere escuchar hacemos de cuenta que no oímos, nos volvemos sordos, no escuchamos lo que no queremos oír.

La facultad de escuchar se va perdiendo con el tiempo y muchas veces está relacionada con la actitud que hemos desarrollado a través de los años, de solo escuchar lo que nos interesa. Es muy común en la ancianidad la pérdida de visión, la dureza de oído, la rigidez y la pesadez muscular y se  comienza  a desarrollar síntomas de la edad avanzada porque todas ellas son expresiones del ser humano, cuando se vuelve  más rígido, inflexible e intolerante con los años.

 web ataque corazo big tp Puede nuestras emociones enfermarnos?

Una emoción como la ira,  afecta seriamente nuestro corazón y puede  generar problemas cardíacos. Cuando los excesos de ira se repiten una y otra vez, puede producir un daño en venas y arterias ya que la sangre corre con mucha presión ante esta actitud, sobre todo en personas que tienen presión sanguínea elevada.

Las emociones son necesarias en nuestra vida cotidiana ya que ellas son manifestaciones de nuestra condición como personas, que nos han permitido sobrevivir a  través de todas las fases evolutivas que hemos tenido como seres humanos.

Sin embargo, cuando estas son  excesivas y desproporcionadas aumentan en nosotros el riesgo de enfermedades, que con la repetición prolongada de estas manifestaciones emocionales, se convertirán en crónicas,  produciendo la enfermedad y en muchos casos la muerte.

 


meneame_share

Escribe un comentario