Puerta de los dioses o puerta de entrada a otra dimensión

Los indígenas nativos del Perú a orillas del Lago Titicaca, han narrado a través de los años leyendas que incluyen experiencias de grandes héroes,  que han atravesado portales, que conducen según ellos a la eternidad, en los cuales han desaparecido,  y que son usadas por ellos para llevar una “vida inmortal”

Cuentan además en sus leyendas tradicionales, que en la época en que los conquistadores españoles llegaron al Perú, y siendo asediado por ellos,  un sacerdote inca del templo de los siete rayos llamado Aramu Muru, saco de este, un disco de oro y huyo a las montañas y busco una puerta especial, utilizando el disco dorado como llave que abrió dicha  puerta y  de la cual emano una luz azul,  dando paso a un túnel interno. Una vez  traspaso  la puerta desapareció  completamente sin volverse a saber de él.

La puerta de esta leyenda fue hallada  casualmente hace algún tiempo por un  guía turístico, que la encontró y la dio a conocer,  ya que esta no es muy visible y se localiza en un lugar bastante inhóspito y poco accesible. Aparece como si hubiera sido tallada sobre la roca, con una “puerta” de dos metros de altura. Esta hendidura no conduce a ningún lugar aparente,  pero según la profecía, la puerta se abrirá algún día y los dioses volverán en sus naves solares. Los indígenas de la región manifiestan que en el sitio en mención cuando se coloca la mano dentro de la depresión, pueden tener visiones extrañas de estrellas, columnas de fuego y sonidos  especiales.

Hemos sabido de avistamientos de acontecimientos especiales en el Lago Titicaca y no es raro que este lugar pueda ser una entrada a otros mundos y que seamos visitados y tengamos nuestros orígenes ancestrales  en otros lugares extraterrestres.

Te puede interesar

Escribe un comentario