Quiromancia, las líneas de la mano (Parte II)

Las líneas de la mano de cada persona nos indican sus afectos y lazos con la familia, el compromiso frente a su existencia y la fortaleza de su espíritu.

La interpreta cada aspecto de la mano dejando ver cómo influirá nuestra forma de ser en nuestro futuro.

Las líneas representan diferentes aspectos de la vida. La línea de la Cabeza, por ejemplo se debe leer en ambas manos para compara lo heredado con lo logrado individualmente.

Si en la mano izquierda la línea baja y en la derecha se endereza indica que la persona no pudo seguir sus tendencias naturales. Si en la izquierda es débil y en la derecha marcada, la persona ha cultivado sus cualidades y si por ejemplo, es larga indica gran capacidad de imaginación.

Otra de las líneas importantes es la línea del Corazón, por lo general comienza en el segundo dedo y llega hasta la base del cuarto o quinto. Si está bien marcada indica que la personalidad es amorosa y entusiasta.

Si nace entre el índice y el mayor el sentimiento es profundo pero se demuestra poco y si termina fuera de la palma revela posibles celos.

Se sostiene que cuanto más corta es la línea de corazón menos se manifiestan los sentimientos, y si termina por debajo del dedo mayor, seguramente la persona no podrá entregarse del todo a los sentimientos, pero si se acerca a la línea de la cabeza, nos encontramos frente a una persona que prima los sentimientos a la razón.

Si se muestra cortada en varios tramos, tiene que ver con los temores de su propia salud o la de la familia. Si es muy delgada o sin ramificaciones estaremos frente a una persona que no es sentimental y tiende a la frialdad.

Por último una de las líneas que no tienen todas las personas se conoce como el Cinturón de Venus, tiene aspecto semicircular y nace en el dedo meñique hasta el índice. Si se presenta estamos ante una persona de carácter representativo, si el trazo es único la persona es casi egocéntrica y si es entrecortado o con ramificaciones la persona es muy imaginativa y extrovertida.

Te puede interesar

Escribe un comentario