Relatos del destino: Sun Ni

Sun Ni 1 (570x375)

La historia de Sun Ni es un viejo relato taoísta que nos deja como enseñanza un rol de tranquilidad y esperanza, aún ante aquello que parece negativo. Es que nadie sabe los efectos de las acciones que nos involucran, lo que es bueno y lo que es malo.

Sun Ni era un hombre viudo, ya mayor. Tenía un hijo, hermoso, fuerte y trabajador; y un caballo, vigoroso y noble. Sentía por ambos un gran cariño, por eso se apenó mucho cuando un día el semental se perdió. Buscó junto a su hijo al caballo, pero no lo encontraron.

Una comisión de pueblerinos se acercó para compadecerse, pero Sun Ni los recibió diciendo que no se trataba de algo malo, ¿quiénes eran ellos para saber qué era bueno o qué era malo? Al final, el caballo regreso con siete yeguas que se le habían unido en sus correrías.

Sun Ni 2 (570x375)

Otra vez, los vecinos le dijeron que era muy afortunado, pero Sun Ni respondió de la misma forma. Su hijo quedó cojo tratando de domar a una de las yeguas, pero el hombre no cambió su forma de parecer. Los vecinos estaban muy extrañados por su forma de actuar, entonces llego el Emperador y se llevo a los jóvenes aptos a la guerra, y el hijo de Sun Ni no fue elegido por su cojera.

Los vecinos estaban convencidos de la gran sabiduría del anciano, se acercaron para decirle que lo querían como alcalde, que serían muy afortunados si aceptaba, pero Sun Ni les respondió que ellos no podían saber si iban a ser más afortunados si aceptaban.

Al día siguiente, con su hijo y sus caballos, se retiro a las montañas. Estaba cansado de tener vecinos tan ignorantes y crédulos.

Más información – El hilo rojo del destino

Fuente – EscueladeAmor

Te puede interesar

Escribe un comentario