Ritual de Limpieza y Armonización del Hogar

Hubo un tiempo en que solía despertarme cansada, con dolor de cabeza, no dormía bien, y me sentía de mal humor la mayoría del día. Muchas personas que visitaban mi casa, sobretodo las mas allegadas a mi, se quejaban de la sensación pesada que sentían ahí, e incluso mi hermana llegó a recomendarme realizar una limpieza y armonización de mi hogar.

Es por esto que a partir de mi experiencia, les traigo hoy este ritual para  limpiar las energías que hay dentro de su casa y puedan empezar a sentirse mejor todos los días.

Seguramente, en este momento se estarán preguntando la razón por la cual su casa se ha ido cargando de este tipo de energía, es simple. Diariamente, nos encontramos en contacto con muchas personas, que pueden encontrarse mal humoradas, celosas, envidiosas, etc., toda esta negatividad es trasmitida hacia nosotros y nosotros a su vez la trasmitimos al hogar. Por lo que es recomendable que limpiemos nuestro hogar para el bienestar de nosotros y de las personas que conviven ahí.

El primer paso para este ritual de limpieza, es realizar una limpieza física de la suciedad que hay en nuestra casa, necesitas limpiar los pisos, los rincones, los muebles, las ventanas, ropa de cama, etc., en pocas palabras debes dejar tu casa impecable. Es importante que después de realizar esta limpieza te deshagas de todo aquello que se encuentra en mal estado, y también de los trapos o paños que utilizaste para limpiar la casa.

El segundo paso consiste en colocar 4 velas blancas, sal marina, cuatro platos pequeños, un frasco de esencias de flores, un incienso y una campana encima de una mesa pequeña. Luego desplázate por toda la casa haciendo sonar la campana, de tal manera que los sonidos que esta emana suenen por toda la casa. Si existe alguna zona de tu casa que esta mas pesada puedes hacer sonar la campana mas fuerte en ese lugar.

El tercer paso que debemos seguir para la limpieza de nuestro hogar consiste en hacer circular el humo del incienso encendido, cerciorándonos de hacerlo de acuerdo a las agujas del reloj.  Luego rocía todos los lugares de la casa con un poco del agua de la esencia floral y repite en voz alta: “Este hogar se encuentra bendecido y protegido por la fuerza de Dios” .

Por último enciende las cuatro velas blancas y coloca un poco de sal marina en los cuatro platos pequeños. Te recomiendo que coloques cada uno de los platos con sal marina en cada uno de los cuartos que hay en tu casa, y los dejes durante toda la noche para que absorba la energía negativa que se encuentra en tu hogar.

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario