Ritual para protegerse de la envidia

La vida de las personas suele verse afectada por la envidia, un sentimiento perjudicial proveniente de personas que no saben apreciar nuestro esfuerzo por conseguir el progreso y el bienestar o desean tener lo que es nuestro. Si nuestras energías son débiles, esas malas influencias pueden actuar en detrimento de nuestros logros. Además de fortalecernos espiritualmente y practicar la concentración y la visualización, te invitamos a analizar este sortilegio que te protegerá de la envidia de los demás:

El azufre es el componente principal. Muy poderoso y usado desde la antigüedad por su capacidad para combinarse con otros elementos. ¡Crearemos una protección como si fuese un escudo! para nosotros y nuestras familias.

Elementos:
Tres cucharadas de azufre en polvo
Dos cucharadas de incienso de mirra en polvo.
Dos cucharadas de incienso aroma a pino en polvo
Tres cucharadas de agujas de pino verdes
Una bolsita de color negro hecha a mano
Un cordón de color negro.

También necesitaremos un segundo preparado con: cuatro granos de pimienta, un ramillete de perejil, tres hojas verdes de laurel, madera de cedro, alcohol fino, dos carbones, un plato o un recipiente resistente al calor.

Procedimiento: se realiza en dos pasos. El primero consiste en la preparación de un amuleto, colocando en la bolsita la mitad del azufre, incienso y agujas de pino. Se guarda en un lugar de la casa que sólo sea conocido por quien está realizando el hechizo.  Segundo paso: mezclar los granos de pimienta, el laurel y el perejil y colocarlos sobre la madera de cedro y los carbones; se encienden todos los elementos utilizando un poco de alcohol si es necesario. Se deja quemar. Se toman los carbones encendidos con una pinza y se colocan en un recipiente ubicado en el punto central del hogar. Luego se abren las ventanas para que escapen las energías negativas. Se coloca la otra mitad de los elementos del primer paso y se expresan las intenciones del ritual. El hogar resultará purificado y el azufre eliminará todos los males.

Foto: vía Morguefile

Te puede interesar

Escribe un comentario