Rituales para el amor y la fertilidad (II)

 

Gualicho para retener al marido: para muchas mujeres sobrellevar su matrimonio es una tarea titánica ya que la relación se ve interferida de manera negativa por familiares que se inmiscuyen en la vida de la pareja opinando y dando malos consejos o porque la bebida en exceso altera el carácter del marido y no hay ninguna razón específica para dejar de amarlos pero, estos excesos influyen en la vida cotidiana creando controversias que  no deberían existir y apenándolas cuando la convivencia siempre fue buena y el amor aún persiste entre ambos.

Para que la unión de la pareja subsista y las vibraciones negativas de otras personas o las conductas díscolas no separen a quienes se aman este ritual, muy practicado en América Latina y del cual se desconoce el origen, se ha revelado, a lo largo de los años, como muy efectivo.

Como todo ritual debemos poner en su preparación todo nuestro empeño y energía positiva.

Se debe tomar una naranja, cortarla en dos mitades y ahuecarla. Guardar en su interior dos fotos, una de él y otra de ella. Agregar una cucharadita de miel, unir las dos mitades y envolver en cruz la naranja con una cinta roja. Clavar siete clavos de olor. Ocultarla muy bien en un lugar oscuro y seco donde nadie pueda encontrarla. Al cabo de un tiempo, la naranja se habrá secado completamente entonces debemos desecharla y repetir el ritual.

 Gualicho para conseguir trabajo: este ritual no sólo sirve para conseguir trabajo en época de crisis, también sirve para interceder en favor de un hijo que está buscando su primer empleo. Confeccionar una pequeña bolsita en una tela color turquesa, colocar dentro de la misma una moneda de curso legal, una hoja de laurel, puede ser fresca o seca, y una cucharadita de azúcar. Cada vez que la persona salga a buscar trabajo debe llevar esta bolsita en algún bolsillo del lado derecho del cuerpo y no debe mostrarla bajo ningún concepto a nadie. Deben evitarse las energías negativas que puedan interferir.

 Gualicho para atraer el dinero: en una bolsita confeccionada con tela color marrón se coloca un pequeño ramito de flores de romero atadas con una cinta color dorada (¡debe ser dorada, no amarilla!) se debe llevar consigo durante 40 días y 40 noches (colocarla bajo la almohada). Al cabo de este tiempo se quema la bolsita y se dice la siguiente oración varias veces mientras se consume la bolsita:

Romero, romero,

Que venga a mí el dinero

Te puede interesar

Escribe un comentario