Sanaciones a distancia

023

Las sanaciones a distancia representan un fenómeno sobre el que la ciencia se encuentra poniendo gran atención, ya que los efectos de la intención, como es el caso de la oración por parte de las creencias religiosas, han demostrado tener efecto sobre la salud de personas enfermas, cuya explicación se esconde en el poder de la energía mental, un campo fascinante y cada vez más tangible.

Un estudio llevado a cabo en el 2008 examinó a 36 parejas, pero en 22 de ellas una era paciente de cáncer, así se crearon grupos en los cuales se entrenó a la persona sana para que dirigiera su buena intención hacia el paciente enfermo y se le pidió que lo practicara durante tres meses antes del experimento.

Así se demostró que la intención puede afectar el cuerpo de la persona enferma a través de la distancia y si se educa en una compasiva intención, el efecto es mayor, de hecho otros estudios también han demostrado que la curación a distancia puede sanar tumores pequeños.

Además la sanación a distancia puede mejorar el síndrome de fatiga crónica o el resultado clínico en pacientes VIH positivos, sin embargo también puede tener efectos adversos.

Dentro de la comunidad científica, existen divisiones a favor y en contra sobre la curación a distancia, sin embargo hay cuatro principios de la física donde subyace el poder de la intención o enfoque mental:

(1) La intención es transmitida por una señal de energía aún desconocida

(2) La intención se vale de las deformaciones del espacio-tiempo, tanto como de la gravedad para la creación de vías de conexión

(3) La gente, al igual que las partículas que se describen en la física cuántica, tienen correlaciones instantáneas a través de la distancia

(4) La intención es muy similar a la medición de la física cuántica, la cual organiza posibilidades aleatorias muy similares a las funciones de onda, las cuales se pueden plegar en una sola función.

En resumen la sanación a distancia funciona en algunas situaciones pero sin embargo no siempre es eficaz, lo cual puede suceder por varias razones, tales como:

(1) La calidad de la intención no es lo suficientemente alta

(2) Los actuantes tienen diferentes capacidades

(3) Ciertas enfermedades pueden requerir niveles más altos de la intención

(4) Puede haber otras intenciones, procedentes de otros lugares, que interrumpen la intención de sanación.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario