Seres mitologicos; Los Ciclopes

586

Se llamó Ciclopes (Kuklôpes) a criaturas con ojos redondos o circulares, sin embargo la tradición de estos seres sufrió varios cambios y modificaciones en el desarrollo de la mitología griega, pero de acuerdo con las cosmogonías antiguas, los Cíclopes fueron los hijos de Urano y Gea, por lo que pertenecían a los Titanes y eran tres, cuyos nombres fueron Arges, Estéropes y Brontes.

Cada uno de ellos tenía un solo ojo en la frente y junto con los otros Titanes, fueron lanzados por su padre en el Tártaro,  pero luego fueron instigados por su madre a usurpar el gobierno de Cronos, quien los arrojó nuevamente al Tártaro y como Zeus los liberó en su guerra contra Cronos y los titanes, los cíclopes siempre se relacionan con Zeus.

A partir de entonces se mantuvieron como los ministros de Zeus, sin embargo fueron posteriormente asesinados por Apolo ya que habían proporcionado los rayos de Zeus para matar a Asclepios.

En los poemas homéricos los cíclopes eran una raza de gigantes, insolentes y fuera de la ley de los pastores, ya que devoraban a los seres humanos, se olvidaron de la agricultura y los frutos del campo eran cosechados por ellos sin trabajarlo, no tenían leyes y cada uno vivía con su esposa e hijos en una cueva de una montaña.

Homero claramente estableció que no todos los Cíclopes tenían un solo ojo, pero Polifemo el principal de ellos, se describe con un solo ojo en la frente, por lo tanto los Cíclopes de Homero ya no eran los siervos de Zeus, sino que lo despreciaban.

Una tradición aún considera a los Cíclopes como los ayudantes de Hefestos y a los volcanes como los talleres de ese dios, por lo cual tanto el monte Etna en Sicilia, como las islas vecinas fueron considerados en consecuencia como sus domicilios.

Como los ayudantes de Hefestos ya no eran pastores sino encargados de fabricar armaduras de metal y adornos para los dioses, por lo cual trabajan con todas sus fuerzas, de tal manera que Sicilia y todas las islas vecinas resonaban con sus golpes y su número en los poemas homéricos, ya no se limitaba a tres, así como su lugar de residencia se situaba al sur-oeste de la parte oriental de Sicilia.

Imagen: Flickr

Te puede interesar

Escribe un comentario