Significado de las Cartas Lenormand: El Ancla

La Baraja Lenormand son el invento de una adivinadora que durante el año 1828 configuró este sistema de 36 cartas que permite conocer el pasado, el presente y el futuro.

A diferencia de la lectura de cartas de Tarot, para utilizar el sistema Lenormand hay que acomodar las cartas en un forma de tablero y elegir como centro del tablero la carta personal que es seleccionada según el sexo de la persona  a la que se le realizará la lectura.

Conoceremos el significado de cada una de estas cartas:

El Ancla

Relación en cartas de Tarot: 9 de Picas

Es una buena carta, representa al trabajo y lo relacionado con la profesión, los estudios y la estabilidad de la vida, pero su significado varía según las cartas que tenga a su alrededor.

Indica la necesidad de confianza y de tomar decisiones para lograr el objetivo laboral o en la profesión, y augura momentos favorables y situaciones de equilibrio para aprovechar las oportunidades. Es momento de emprender el camino de recuperar lo perdido.

Si las cartas a su alrededor no son positivas indica la necesidad de ser cauteloso y de reflexionar muy bien cada paso. Es la carta de las personas que luchan por alcanzar lo que desean.

En Resumen, es la carta del desarrollo personal en diversas ocupaciones. Indica la necesidad de tener confianza en la intuición y en la sabiduría para lograr los objetivos.

Para el dinero: solidez en este terreno. Si se mantiene la actitud positiva y se piensa en las decisiones a tomar habrá buenas remuneraciones.

Para el trabajo: llega el trabajo tan esperado y trae consigo éxito, entusiasmo y diversión.

Para la amistad: un viaje de vacaciones con amigos ayudará a recargar la energía y a ver el futuro mucho mejor.

Para la familia: la familia es el ancla de la vida, con ellos encontraremos la paz y la seguridad para seguir adelante.

Para la salud: indica la necesidad de cambiar los hábitos sedentarios para mejorar el estado físico y mental.

Para el amor: para los que tienen pareja estable, el ancla augura continuidad y felicidad, pero para los que están solos marca inseguridad antes de descubrir el amor.

Te puede interesar