Simbologia esoterica; El Arbol de la vida

85

El Árbol de la Vida es un símbolo muy importante en casi todas las culturas, ya que sus ramas buscan el cielo y sus profundas raíces la tierra, lo cual unifica tres mundos: cielo – tierra – inframundo, la trilogía divina.

Dentro de la mitología cristiana, un árbol se encuentra en el centro tanto del Edén terrenal, como el celestial, así como las culturas nórdicas hacen referencia al Ygdrassil, un árbol que tiene sus raíces en el inframundo, mientras que sus ramas de apoyo representan la morada de los dioses.

El Sycamore Santo egipcio estaba situado en el umbral de la vida y la muerte, conectando los mundos, pero en sí el árbol tiene otras características simbólicas, ya que muchos adquieren la apariencia de la muerte, por su pérdida del invierno o el renacimiento al brotar nuevamente con la llegada de la primavera, siendo éstas condiciones las que hacen del árbol todo un símbolo de resurrección.

La cruz en forma es un árbol estilizado y ésta es el símbolo de muchos dioses como Attis y Osiris, que tienen cruces como símbolo y la mayoría de estos dioses se cree que fueron crucificados en los árboles, como Jesús lo fue en la cruz romana.

El árbol es también relacionado con la inmortalidad ya que tiene semillas o frutos, los cuales en su interior contienen toda la esencia del árbol, brindando así la posibilidad de regeneración continua, por ello el fruto de un árbol es que confiere la inmortalidad en la historia de la creación judía.

En la tradición taoísta es un melocotón divino el que da el don de la inmortalidad, así como en la antigua Persia, el fruto de la haoma tiene esta esencia, las manzanas de Idun se la dan a los dioses nórdicos y al igual que los dioses del panteón griego.

Sin olvidarnos que bajo un árbol Buda recibió su iluminación y el dios nórdico Odín recibió el don del lenguaje mientras que estaba suspendido boca abajo en el Ash.

El árbol se ha representado como la morada de los dioses, característica común en muchas mitologías y culturas, llegando en ocasiones a ser un Dios.

Imagen: Clt.Symb

Te puede interesar

Escribe un comentario